La joyas de la Corona en América

Después de la segunda guerra mundial las joyas de la Corona estuvieron durante 33 años en América. Se guardaron hasta 1953 en una base militar americana en Alemania, después durante 25 años en Fort Knox del Estado de Kentucky, al lado de la reserva de oro de los Estados Unidos.
Fueron entregadas a Hungría durante la presidencia de Carter. La entrega se realizó el 6 de enero de 1978, en el Parlamento.
Desde su vuelta, el manto está guardado en el Museo Nacional Húngaro.