Fallecimiento del rey Esteban

El rey Esteban falleció después de más de 40 años de reinado, el día de la Asunción de la Virgen María (el 15 de agosto). Con su actividad de unificación de Estado, de organización de la Iglesia y de legislación, fundó el Estado húngaro, que existe hasta hoy en día. Debido a la muerte temprana de su hijo, el príncipe Emérico, se quedó sin heredero, por eso antes de su fallecimiento ofreció el país a la Virgen María. De ahí proviene la expresión “Regnum Marianum”, es decir el Reinado de María.
Esteban fue enterrado en la Basílica de Fehérvár, según los registros “Su cuerpo santo fue puesto en el centro del edificio en un sarcófago tallado en mármol blanco”.